.

Hola chic@s !

Ha sido un viaje de vuelta cargado de silencio hasta que una bandada de pájaros girando al unísono estrepitosamente se me clavan en las entrañas, unos kilómetros mas tarde han sido lagrimas de emoción y algo mas que no se reconocer.
Gracias por todo, sigo vibrando como si estuviésemos en ese maravilloso circulo.
Y a vosotros Toñi y Mario agradeceros ser los guias de este encuentro, jamás podremos olvidarlo, esta grabado en nuestro cuerpo con el calor del CORAZÓN. Me siento orgulloso de pertenecer a esta ” MANADA” que seguro crecerá mas y mas. Ahora la palabra esperanza cobra mas sentido que nunca.
Gracias de CORAZÓN. “

Guillermo