.

Como yo ya voy sentada en el bus, me tomo el tiempo de dejar que las palabras surjan: estos encuentros son siempre un regalo, bálsamo para mi alma. El curso ha sido una corroboración más a mi sentir, a mi hacer y a mi Ser. Yo sé que yo no Hago, yo sé que yo Soy (como bien me lo recordó David) y me llevo mucha confianza en mí y en mi Ser y la seguridad de que voy a poder manejar la situación cuando tenga a la persona que busca mi ayuda delante de mí, como cuando es a distancia. Este fin de semana hemos aprendido, hemos amado, hemos compartido, hemos tocado almas, nos hemos transformado y nos ayudará a partir sin apegos. Hemos VIVIDO!!!! que es a lo que hemos venido a esta experiencia.

Nos Amo!
A esta experiencia de la vida.
A esta experiencia que es vivir”

Elma